De temporada Guisantes compuestos
De temporada

Guisantes compuestos

Esta receta de guisantes compuestos es un almuerzo ideal como plato único, ya que está elaborado con varios ingredientes que le aportan sabor y sobretodo mucho aporte nutricional.

Cómo preparar guisantes compuestos

Esta receta de guisantes compuestos queda muy rica, te animamos a que la prepares, ya que es muy fácil de hacer. Los guisantes son una legumbre rica en fibra, vitaminas, hidratos de carbono, minerales, unos pequeños diamantes nutritivos podemos considerarlos.  Su mejor temporada para conseguirlos frescos, en sus vainas, es en primavera, estamos por tanto en plena temporada.

Si te gustan los guisantes es ideal comprar una buena cantidad, quitarlos de las vainas y guardarlos en bolsas para congelarlos y tenerlos disponibles en cualquier momento que nos apetezca cocinarlos. Fuera de temporada podemos conseguirlos congelados en el supermercado. Con los guisantes podemos preparar una amplia variedad de recetas, incluso se consumen frescos en crudo, como picoteo o en ensaladas.

Ingredientes

  • 1 kg de guisantes
  • 150 gr de pimientos verdes
  • 300 gr de tomates maduros
  • 250 gr de cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • Una hoja de laurel
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • Una cucharadita de orégano
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Caldo de verduras casero o industrial (para cubrir)
  • Un poco de azafrán o cúrcuma
  • 4 huevos duros

Elaboración

Quitamos la piel a las cebollas y las cortamos muy finas, las ponemos a sofreír en un caldero con un poco de aceite de oliva y la hoja de laurel con fuego bajo. Tapamos el caldero y dejamos sofreír unos 10 minutos. Lavamos los tomates, le quitamos la piel y las semillas y lo cortamos en pequeñito. Añadimos los tomates al sofrito, removemos y cocinamos con fuego bajo unos 5 minutos. Añadimos un vaso de caldo de verduras, removemos y continuamos cocinando con fuego bajo.

En el mortero machacamos los dientes de ajos pelados, añadimos el pimentón, el orégano, la pimienta negra molida, el azafrán, un poco de sal gruesa y removemos para mezclar todo bien. Ponemos los guisantes dentro del caldero que ya tenemos al fuego con el sofrito, le añadimos el majado y cubrimos con un poco de caldo de verduras.

Cocinamos los guisantes con fuego suave hasta que estén tiernos. Ponemos a cocer los huevos. Una vez cocidos, los ponemos un poco de remojo en agua fría. Pelamos los huevos, los cortamos por la mitad y los servimos acompañando los guisantes. Este plato podemos acompañarlo también con unas papas fritas doradas en cuadraditos o un arroz blanco.

Receta original de Teresa Ortiz Suarez.

5/5 (1 voto)
no te pierdas