Receta Aperitivos Acelgas rebozadas con queso
Aperitivos

Acelgas rebozadas con queso

Este entrante o aperitivo de acelgas rebozadas con queso, puede ser un plato ideal para comenzar una sobremesa, aprende a elaborarla con sencillos pasos y sin muchas complicaciones.

Cómo preparar acelgas con queso

Te animamos a que prepares una sencilla y nutritiva receta de temporada unas deliciosas acelgas rebozadas con queso y una salsa de tomates y albahaca. Las acelgas son verduras que tienen dos temporadas, de febrero a junio y de septiembre a diciembre. Tienen muchas propiedades nutritivas, ricas en minerales, vitamina A, vitaminas del grupo B, E y K, rica en fibra, diuréticas y bajas en calorías. De las acelgas podemos aprovechar para cocinar tanto las hojas como las pencas que son los tallos de estas verduras. En esta receta cocinaremos las pencas de acelgas que rebozaremos con queso y harina, quedan muy ricas.

Ingredientes

  • 12 pencas de acelgas
  • 250 gr de queso de cabra (rulo)
  • Harina (para rebozar)
  • 3 huevos

Ingredientes para la salsa

  • Un kilo de tomates maduros
  • Una cucharadita de azúcar
  • Una cucharadita de mostaza de Dijon
  • Unas hojas picaditas de albahaca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración

Lavamos bien las acelgas y cortamos las pencas, los tallos los separamos de las hojas. Cortamos las pencas por la mitad, le ponemos un poco de sal y las cubrimos con el queso por todos lados. Luego las pasamos primero por harina y luego por los huevos batidos. Calentamos bien el aceite en la sartén para ir friendo las pencas. Doramos bien por ambos lados y las vamos poniendo en una bandeja sobre papel absorbente o servilletas.

Para preparar la salsa lavamos los tomates, le quitamos la piel y las semillas. Cortamos los tomates en trozos pequeños y los sofreímos unos 5 minutos. Añadimos una cucharadita de azúcar, las hojitas de albahaca picaditas, la cucharadita de mostaza, removemos y cocinamos con fuego bajo durante media hora. Pasamos la salsa de tomate por un pasapurés o batidora. Colocamos la salsa de tomate en una salsera. Servimos las pencas acompañadas de un poco de salsa de tomate. Las pencas rebozadas podemos degustarlas como entrante, aperitivo o también acompañadas de un arroz blanco, cuscús, quinua como plato único o un primer plato.

Receta original de Teresa Ortiz Suarez.

4.5/5 (2 votos)