Receta Caldos Caldo de arvejas
Caldos

Caldo de arvejas

Plato popular de Canarias, y tremendamente fácil de hacer, es ideal para disfrutar en cualquier momento del año.

Cómo hacer Caldo de Arvejas

El tradicional caldo de arvejas es una receta de Canarias, un caldo que queda muy rico y sencillo de elaborar. Es parecida al caldo de papas con huevo y millo, pero lleva como variante las arvejas.

Ingredientes

  • 250 g de arvejas
  • Un kilo y medio de papas
  • Una piña de millo
  • Una batata amarilla
  • Una cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Unos granos de comino o una pizca de comino molido
  • Una cucharilla de pimentón dulce
  • Huevos (uno por persona)
  • Un manojo de cilantro
  • Unas hebras de azafrán, cúrcuma o colorante alimentario
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra de sabor suave
  • Sal gruesa

Preparación

Comenzamos quitando las vainas a las arvejas y las reservamos en un plato. Quitamos la piel a las papas, las lavamos las cortamos en trozos y las ponemos junto con las arvejas. Quitamos la piel a la cebolla y la cortamos de forma menuda.

Ponemos un poco de aceite en un caldero para sofreír la cebolla hasta que esté pochada, sofreímos con fuego bajo.

En un mortero ponemos los dientes de ajo troceaditos, los granos de comino o el comino molido y unas 2 o 3 ramas de cilantro picadito y unos granos de sal.

Machacamos todo junto bien y añadimos el pimentón dulce, un poquito de agua y mezclamos. Añadimos el majado al caldero donde están las cebollas pochadas.

Ponemos también dentro del caldero las papas, las arvejas, la piña cortada en ruedas y la batata pelada y cortada en ruedas, cubrimos con agua.

Cocinamos el caldo de arvejas con fuego moderado, hasta que las papas estén tiernas. Probamos de sal por si necesitara algo más. Añadimos el azafrán o colorante alimentario y otras 3 ramitas de perejil picaditas.

Si hiciera falta añadiremos un poco más de agua. Cuando falten unos diez minutos para finalizar el cocinado, cogemos los huevos y los cascamos dentro del caldo.

Cuando las papas estén tiernas, apagamos el fuego y dejamos templar un poco el caldo.

Servimos caliente y como sugerencia el caldo de arvejas podemos comerlo acompañado de una taza de gofio escaldado, unas aceitunas del país, y un buen trozo de queso.

Receta original de Teresa Ortiz.

0/5 (0 votos)