Receta Pescado Ventresca de bonito al horno
Pescado

Ventresca de bonito al horno

Esta ventresca de bonito al horno es un almuerzo ideal para la sobremesa, elaborar la ventresca al horno es una manera muy nutritiva para no perder ningún nutriente esencial del pescado.

Cómo preparar ventresca de bonito al hono

La ventresca es una parte del despiece del bonito o también del atún, su nombre nos indica de donde procede, esta pieza se encuentra situada en la zona del vientre del pescado. Es la parte más sabrosa y preciada del bonito y que se considera una estrella gastronómica por su delicado sabor.

Además, debemos resaltar sus propiedades al tratarse el bonito de un pescado azul nos proporciona proteínas de alto valor, poca grasa, ácidos grasos omega 3, vitaminas del grupo A, B, D, y minerales como fósforo, potasio, magnesio, selenio, hierro.

Según el tamaño del bonito la ventresca fresca podrá ser para preparar unas 2 o 3 raciones, debemos entonces buscar un bonito de buen tamaño. Como es el caso de nuestra receta de ventresca de bonito al horno.

También podemos degustar la ventresca en conserva en aceite de oliva para aperitivos, ensaladas de hortalizas, ensaladas de pasta, para preparar tostas, formando parte en los rellenos de huevos o verduras.

El bonito es un producto de temporada, un pescado de verano, por tanto, estando de lleno en esta estación podremos conseguir la ventresca fresca. Te animamos a preparar esta deliciosa y sencilla receta, que esperamos que te guste.

Ingredientes

  • Una ventresca entera de bonito (un bonito grande)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Una pizca de pimienta blanca molida
  • 3 tomates
  • Un poco de aceite para aliñar

Elaboración 

Precalentamos el horno a 180º C durante 10 minutos. Mientras untamos toda la ventresca con el aceite conservando su piel.

Ponemos la ventresca con la piel hacia abajo en una fuente para cocinar en el horno y la salpimentamos. Cocinamos la ventresca en el horno a 180 º C durante unos 15 0 20 minutos.

Extraemos del horno, le quitamos las espinas, preparamos las raciones para servir. Servimos la ventresca con tomates cortados en rodajas finas y aliñamos con un poco de sal y un hilito de aceite de oliva virgen.

Receta original de Teresa Ortiz Suarez.

5/5 (1 voto)