Receta Postres Cinnamon Rolls o Rollos de Canela
Postres

Cinnamon Rolls o Rollos de Canela

Los Cinnamon Rolls (o rollitos de canela) son unos pequeños pastelitos de forma redondeada tremendamente aromáticos y deliciosos.

Cómo hacer rollitos de canela

¿Qué te parece elaborar unos rollos de canela tan deliciosos para las fiestas navideñas?. Quizá si no quieres hacerte cargo de la cena podrías optar por deslumbrar con el postre para culminar la cena con el listón muy alto.

Los mal llamados rollos de canela en castellano, son unos rollitos esponjosos con sabor a canela que    probablemente sean del agrado de todos, porque son versátiles y puedes elaborarlos tanto dulces como salados, solo tienes que sustituir la canela por algún ingrediente salado como el tomate, la sobrasada o cremas de diferentes sabores.

En este caso vamos a proponer los rollos de canela, pues llevan un tiempo siendo las delicias de muchos y en ningún caso suponen mayor complicación en la cocina para los más desentrenados.

Cómo hacer cinnamon rolls

Deliciosa receta de rollos de canela (Cinnamon Rolls)

Ingredientes para la masa:

  • 120 ml de leche
  • 60 ml de agua
  • 20 gramos de levadura fresca de panadero
  • 430 gramos de harina de fuerza
  • 55 gramos de mantequilla
  • 1 huevo
  • 35 gramos de azúcar
  • Vainilla al gusto
  • 1 cucharadita de sal

Ingredientes para el relleno de los rollitos:

  • 125 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de canela en polvo 

Ingredientes para el glaseado o frosting:

  • 180 gramos de azúcar glas
  • 100 gramos de queso crema
  • 40 gramos de mantequilla

Cómo los preparamos:

Comenzaremos amasando con ganas todos los ingredientes de la masa, la harina, la levadura, la leche, el huevo, el azúcar, el agua, la mantequilla, la vainilla y la sal. Después de amasarlos durante 15 o 20 minutos y observar que están todos realmente integrados, dejaremos reposar la masa en forma de bola durante unos 1 hora y media en un bol tapado con film transparente.

Éste paso es imprescindible porque la masa tiene que doblar su volumen para seguir con el proceso,  y más si la temperatura de la estancia es al adecuada.

Cuando haya pasado éste tiempo, podremos estirar la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada.  Intentaremos formar un rectángulo para que al enrollarla sea más fácil y elaboremos los rollos más o menos iguales.

Es el momento de cubrir la masa con el relleno que tendrán los rollitos. Esparciremos poco a poco el relleno por toda la superficie de la masa y cuando esté totalmente cubierta comenzaremos a enrollarla hasta formar un rollo de tamaño grande.

Dividiremos el rollo en varias partes, según su tamaño te saldrán entre 8 o 10 porciones. Colocamos los rollos uno a uno en una bandeja engrasada con aceite o mantequilla y los volvemos a cubrir con film transparente.

Aquí volveremos a dejar reposar por segunda vez durante 1 hora y media hasta que vuelvan a doblar su tamaño.

Durante éste tiempo podemos calentar el horno a 180 grados con calor en ambas partes durante media hora.

Pasado el tiempo de reposo y constatar que los rollitos han vuelto a crecer, es momento de colocarnos dentro del horno durante al menos 15 minutos, quizá más, dependiendo del horno. Su aspecto será un color dorado en la superficie.

Podremos ir montando el glaseado durante éste tiempo mezclando los ingredientes indicados, el azúcar, la mantequilla y el queso crema.

Al sacarlos del horno y aún estando bien calentitos cubriremos los rollitos con el glaseado a nuestro gusto, utilizando una brocha para impregnarlos en su totalidad o dejando caer con una cuchara pequeños hilos por encima.

Glaseado ideal para rollos de canela

 

5/5 (1 Review)
no te pierdas