Receta Salsas Mahonesa casera de garbanzos
Salsas

Mahonesa casera de garbanzos

Esta mahonesa casera de garbanzos es una receta muy sencilla, una salsa rápida de preparar y vegana, ideal para acompañar con crudités de verduras o hamburguesas caseras.

Cómo preparar mahonesa casera de garbanzos

¿Te gustaría preparar una mahonesa sin huevo? Prueba a hacer esta deliciosa y sana mahonesa de garbanzos, seguro que te gustará. Las ventajas de esta mahonesa al no llevar huevos en su composición es que resulta mucho más segura a la hora tanto de su consumo como de su conservación. También es una mahonesa ideal para las personas alérgicas al huevo, o las personas que siguen una dieta vegana.
Para preparar la mahonesa necesitaremos el caldo o agua de cocción de los garbanzos. Podemos poner los garbanzos de remojo la noche anterior y luego cocinarlos o recurrir a los garbanzos que vienen en bote ya cocinados y que traen su caldo también.

Ingredientes

  • Caldo de garbanzos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de sal (opcional)

Elaboración

La cantidad de caldo que necesitemos dependerá del volumen de mahonesa que vayamos a preparar y la cantidad de aceite la iremos añadiendo también en función de cómo nos guste, si más clarita o más cremosita. En cuanto a la sal, probaremos primero sí es necesario ya que el caldo de garbanzos quizás ya tenga algo de sal de su cocción.Comenzamos a preparar nuestra mahonesa casera de garbanzos:

 Ponemos el caldo de garbanzos en el vaso de la batidora y con la batidora en marcha vamos añadiendo poco a poco hilitos de aceite hasta que vaya emulsionando y darle el punto que más nos guste. Una vez obtenida la mahonesa la ponemos en una salsera o cuenco y lista para degustarla con el plato que más nos apetezca. Esperamos que les guste.

Receta original de Teresa Ortiz Suarez.

5/5 (1 voto)
no te pierdas