Receta Salsas Salsa de pera
Salsas

Salsa de pera

La salsa de pera es tan deliciosa que se puede servir sola, o como aderezo para panes, bollos o pasteles de mantequilla. Además, es ideal para acompañar platos de carne.

Cómo hacer Salsa de pera

La salsa de pera se convierte en un acompañamiento delicioso, y en una opción excelente para cualquier despensa. Por ejemplo, si las peras se encuentran en temporada, cocinarlas y envasarlas se convierte en una gran alternativa, sobre todo si la salsa no se va a consumir rápidamente.

Ingredientes

  • 50 peras pequeñas
  • 1 taza de agua
  • 2 cucharaditas de jugo de limón

Preparación

Lava bien las peras. Luego pélalas, pícalas y descorazónalas con cuidado. También es recomendable eliminar cualquier pieza estropeada o manchada.

Pon el agua en una cacerola al fuego, añade las peras y deja que hierva. Una vez empiece a hervir, reduce el fuego, tapa y cocina a fuego lento entre 20 a 30 minutos, o hasta que las peras se ablanden por completo. Es conveniente remover a menudo, para evitar que las peras se peguen a la cacerola.

Mientras tanto, parte el limón por la mitad y exprímelo. Después de que hayan pasado 20-30 minutos de cocción añade el jugo de limón y deja que vuelva a hervir de nuevo. Luego reduce el fuego y vuelve a cocinar a fuego lento, pero esta vez sin cubrir con la tapa, hasta que las peras adquieran la consistencia deseada (generalmente bastará con unos 25-30 minutos más).

Finalmente, solo si deseas una salsa de pera aún más suave, lo ideal es mezclar la fruta en una licuadora, y terminar el proceso.

Nota: Ten especial cuidado con la fruta caliente. La tapa puede desprenderse con facilidad, y las salpicaduras de frutas pueden ocasionar quemaduras. Por tanto, antes de procesarla, lo ideal es dejar que la fruta se enfríe durante al menos 30 minutos.

5/5 (1 voto)
no te pierdas