Trucos de cocina Aguacates verdes: cómo conseguir que maduren más rápido
Trucos de cocina

Aguacates verdes: cómo conseguir que maduren más rápido

¿Quieres comer aguacates pero aún están verdes? Descubre 3 consejos sencillos para conseguir que maduren más rápido, de forma fácil y simple.

Aguacate maduro

No hay nada peor que desear comerte un aguacate, ya sea simplemente partido por la mitad con un poco de sal por encima o untarlo en un trozo de pan, y darte cuenta al momento de apretarlo o partirlo que está más duro que una piedra, lo que te supone el hecho de tener que esperar -al menos- otros 2 o 3 días más antes de poder consumirlo. Lo que te lleva a preguntarte… ¿qué se puede hacer para conseguir que un aguacate madure más rápido?.

Por suerte, existen distintas opciones para conseguirlo fácilmente. Concretamente, tres trucos sencillos que te permitirán disfrutar de tu aguacate de forma rápida y sencilla sin tener que esperar varios días.

1. Envuelve el aguacate en papel de periódico

Es una opción ideal cuando compras los aguacates y deseas consumirlos en los días siguientes. Por tanto, no se trata de un truco aconsejable si deseas comerlos rápidamente.

Básicamente solo tienes que envolver los aguacates en varios papeles de periódico, utilizándolos para envolverlos bien. Luego colócalos, si es posible, al lado de plátanos maduros, lo que permitirá que los aguacates se maduren más rápido gracias a la acción del etileno, una sustancia oxidante natural que acelera el proceso de maduración.

2. Introdúcelos en el horno

Se trata de una opción ideal para hacer que un aguacate madure rápido, pero de manera no tan agresiva como por ejemplo el consejo dado próximamente.

Solo tienes que realizar varios cortes no muy profundos debajo de la piel del aguacate, lo que permitirá una mayor producción o segregación de etileno.

Luego envuelve los aguacates en papel de aluminio e introdúcelos en el horno, a una temperatura de 180ºC durante 15 minutos. Pasado este tiempo, y comprobada si la maduración es la preferida, retira del horno y déjalos durante algunos minutos en el frigorífico. Al momento de comerlos déjalos reposar a temperatura ambiente.

3. Madurándolos en el microondas

Es la opción más rápida y sencilla, pero también quizá la más agresiva. Pincha el aguacate con un tenedor, pon una servilleta en un plato y coloca el aguacate en ella. Tápalo con la ayuda de una tapa para microondas, y deja cocinar durante 30 segundos a máxima potencia.

Para terminar, deja que se enfríe para cortarlo y disfrutarlo como más te guste.

5/5 (3 votos)