Trucos de cocina Cómo arreglar una mayonesa cortada fácilmente
Trucos de cocina

Cómo arreglar una mayonesa cortada fácilmente

¿Se te ha cortado la mayonesa y no sabes qué hacer? ¡No la tires! La puedes arreglar y recuperar fácilmente con estos 4 trucos que te proponemos.

Cómo arreglar una mayonesa cortada

Tanto si es la primera vez que has probado a hacer mayonesa casera, como si ya la has hecho en algún que otro momento, es posible que ésta se te haya cortado. De ser así, lo más probable es que hayas optado por tirarla a la basura, y volverla a hacer de nuevo.

Sin embargo, ¿sabías que no es necesario desecharla? Es más, ¿sabías que incluso puedes aprovechar la mayonesa cortada, recuperarla y arreglarla fácilmente?. 

A diferencia de lo que habitualmente se piensa, lo cierto es que el hecho de que una mayonesa casera se corte no significa que se haya estropeado, o que esté mala, debamos tirarla y hacer una nueva.

Aunque existen distintos motivos por los que una mayonesa puede cortarse, el más común tiene relación con el aceite que utilizamos en el momento de elaborarla. Más concretamente, pueden ser dos los motivos: añadir aceite en exceso, o bien añadirlo rápidamente. Lo cierto es que hacerlo de una u otra forma solo puede llevarnos a un único resultado: no se produce la emulsión, y finalmente termina por cortarse.

Esto también es posible que ocurra no solo por la forma como añadimos el aceite (o su cantidad). Puede ocurrir si, por ejemplo, cuando batimos los ingredientes lo hacemos de manera enérgica y con poco ritmo. No obstante, este problema no suele ocurrir tanto cuando intentamos elaborar la mahonesa con la ayuda de una batidora eléctrica de mano, tipo minipimer.

Consejos para recuperar la mayonesa cortada

4 trucos sencillos para recuperar una mayonesa cortada

Por suerte, si te encontrabas en estos momentos intentando elaborar tu mayonesa casera, y ésta no ha emulsionado, no debes preocuparte (ni mucho menos tirarla a la basura). Puedes recuperarla fácilmente. Y, para ello, puedes seguir algunos de los consejos que te proponemos a continuación:

  • Añadiendo otro huevo entero: Es la forma más tradicional y comúnmente utilizada a la hora de intentar recuperar una mayonesa que se ha cortado. Básicamente consiste en cascar un huevo entero en un vaso o taza, añadir un poco de la mayonesa cortada, y empezar a batir. Luego, terminar añadiendo el resto de la mayonesa cortada, y continuar batiendo hasta que emulsione y adquiera la textura deseada. Dado que añadimos otro huevo (y además entero), el resultado será el doble de salsa, con un sabor y un color más suave.
  • Añadiendo otra yema de huevo (y un poco más de jugo de limón): Hay quienes prefieren añadir simplemente otra yema más de huevo, o bien combinarlo con yema de huevo + jugo de limón. Básicamente consiste en añadir otra yema de huevo, ya sea a parte de la mayonesa cortada o a su totalidad, y continuar batiendo hasta que se recupere. El resultado será una mayonesa más amarilla y menos suave. 
  • Añadiendo leche: Se trata de otro truco casero sumamente efectivo, gracias a la acción de la caseína, una proteína presente en la leche que actúa a su vez como emulsionante de la grasa láctea. Solo tienes que calentar una o dos cucharadas soperas de leche, y cuando esté templada, empezar a batir añadiendo poco a poco la mayonesa estropeada. 
  • Añadiendo agua: Es otra opción idéntica a la anterior de la leche. Es decir, básicamente tienes que seguir los mismos pasos, pero sustituyendo la leche por agua (una o dos cucharadas soperas).

Recuerda: el hecho de que la mayonesa casera no te salga a la primera no significa que debas hacerla de nuevo. Al contrario, solo utilizando un ingrediente más, y algo de paciencia, puedes volver a emulsionarla y recuperarla fácilmente.

3.9/5 (26 votos)