Receta Postres Streusel de manzana
Postres

Streusel de manzana

Servido caliente y acompañado con un poco de nata montada o un helado de vainilla, este streusel de manzana es tan exquisito como aromático.

Cómo hacer Streusel de manzana

El Streusel de manzana consiste en un postre que se sirve caliente, que se elabora con manzana, canela y un delicioso aderezo crujiente, ideal como postre después de una comida o incluso como merienda.

Las manzanas, cortadas en rodajas, se cubren con canela molida y azúcar, y se espolvorea el streusel crujiente por encima. Pero, ¿qué es exactamente el streusel? Básicamente se trata de una maravillosa combinación de harina, mantequilla y azúcar.

Cuando la mantequilla se derrite, se combina con el resto de los ingredientes, creando una especie de cobertura crujiente que se desmenuza al comer, por lo que se combina a la perfección con el sabor ligeramente ácido de las manzanas.

Ingredientes

  • 7 manzanas
  • 1/4 taza de harina
  • 1/4 taza de azúcar morena
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de jugo de limón

Ingredientes para el Streusel

  • 1/2 taza de mantequilla sin sal
  • 1 taza de harina
  • 3/4 taza de azúcar morena
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 cucharadita de sal

Elaboración

Empezamos precalentando el horno a 180 ºC.

Lavamos las manzanas, las pelamos y quitamos el corazón. Luego, las cortamos en rodajas, cortándolas siempre por el lado más fino y tratando de dejar el mismo grosor, de esta forma conseguiremos que se cocinen de forma uniforme.

Engrasamos una cazuela grande (apta para horno) con mantequilla. Añadimos las manzanas a la cazuela y mezclamos con el azúcar moreno, el extracto de vainilla, la harina, la canela molida, la sal y el jugo de limón, mezclando bien hasta que las manzanas se hayan cubierto. Reservamos.

Ahora es el momento de preparar nuestro Streusel crujiente. Derretimos la mantequilla en un cuenco mediano en el microondas. Añadimos la harina, el azúcar moreno, el extracto de vainilla y la sal, y mezclamos con la ayuda de un tenedor, hasta que se forme una masa desmenuzable pero húmeda.

Desmenuzamos ahora el streusel sobre la parte superior de las rodajas de manzana.

Introducimos en el horno precalentado, sin tapar, durante 30 minutos o hasta que la parte superior se haya dorado y las manzanas se ablanden. Una vez conseguido este punto de cocción, retiramos del horno y dejamos enfriar durante unos minutos.

Consejo: Si deseas sustituir la harina común por una opción más nutritiva y saludable, puedes optar por usar harina integral.

5/5 (2 votos)
no te pierdas