Receta Aperitivos Almejas con tomate y vino blanco
Aperitivos

Almejas con tomate y vino blanco

No te puedes perder estas almejas bañadas en salsa de tomate y vino blanco, una receta sencilla y clásica para disfrutar con tu familia y amigos durante las fiestas navideñas.

Cómo preparar almejas con salsa de tomate y vino blanco

Si te gustan los mariscos y en particular las almejas, esta sencilla receta queda muy rica. Como entrante o aperitivo es ideal para estas fechas navideñas, con la que seguro podrás sorprender a tus invitados.

Los mariscos, los pescados, los moluscos y cefalópodos son productos del mar a los que se recurre en estos días tan especiales. Con las almejas podemos preparar varias recetas, y son una buena fuente de proteínas.

Ingredientes

  • 1 k de almejas
  • 300 g de cebolla
  • 10 cl. de salsa de tomate
  • 20 cl. de vino blanco 
  • 10 cl. de caldo de pescado
  • Una cucharada sopera de harina
  • Una hoja de laurel
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

Si hemos comprado las almejas frescas le haremos un remojo previo con agua y bastante sal gruesa, durante unas 3 horas en la nevera para que se abran y suelten la arena.

Después de este remojo, las que no se hayan abierto las desechamos.

Quitamos la piel a las cebollas y las cortamos de forma menuda.

Ponemos aceite en una cazuela de barro junto con el laurel para que la cebolla vaya rehogándose, en caso de no disponer de cazuela de barro, podemos coger cualquier olla o caldero.

Cuando la cebolla esté en su punto, quitamos el laurel y con la batidora la hacemos puré.

Ponemos la salsa de tomate junto al puré de cebolla en la cazuela y sofreímos unos 2 o 3 minutos, luego añadimos la cuchara la harina poco a poco y vamos removiendo, añadimos el caldo de pescado y cocinamos con fuego bajo hasta que espese un poco.

Echamos las almejas en la salsa y las ponemos al fuego, cuando se vayan abriendo vamos agregando el vino blanco por encima, y un poco de pimienta negra molida.

Cocinamos unos 15 minutos, probamos sí hace falta algo más de sal y pimienta.

Durante el cocinado movemos un poco la cazuela o el caldero para evitar que se peguen.

Retiramos del fuego, ya tenemos preparadas nuestras almejas con tomate y vino blanco.

Sí las has cocinado en la cazuela de barro, puedes llevarlas directamente a la mesa con el perejil picadito por encima.

5/5 (1 voto)
no te pierdas