Receta Postres Bollo de Reyes
Postres

Bollo de Reyes

Con toda la esencia del tradicional Roscón de Reyes navideño, pero con una forma diferente, los Bollos de Reyes son una opción individual exquisita para disfrutar de todo su sabor.

Receta de Bollo de Reyes

El bollo de Reyes es un pequeño dulce que se elabora con la misma masa del Roscón de Reyes. Son unos pequeños dulces en forma de bollos que suponen una nueva forma de disfrutar de este exquisito dulce en cualquier momento del año. Es un dulce ideal para degustar en el desayuno, como postre, meriendas o en cualquier momento que nos apetezca pellizcar algo dulce.

Quedan muy suaves y esponjosos. Con las cantidades que facilitamos pueden quedarnos unos 20 bollos.

Para adornar los bollos podemos elegir las frutas confitadas que más nos guste o que tengamos a mano, naranja, cerezas rojas y verdes, pera, calabaza.

Ingredientes

  • 1 kg de harina
  • 500 ml de leche templada
  • 30 g de levadura fresca de panadería
  • 6 huevos medianos
  • 5 g de sal gruesa
  • 4 cucharadas de agua de azahar
  • La piel rallada de una naranja
  • La piel rallada de un limón
  • 250 g de azúcar blanquilla
  • 300 g de mantequila pomada
  • Frutas confitadas, para decorar el bollo
  • 200 g de almendras laminadas
  • Un huevo (para pincelar el bollo)
  • Un poco de azúcar glas para decorar el bollo

Elaboración

En un recipiente hondo ponemos la leche templada, echamos la harina, la levadura, el agua de azahar, la ralladura de limón y naranja y removemos para mezclar.

Ahora añadimos a la mezcla los 6 huevos, la sal, el azúcar blanquilla, y la mantequilla pomada. Mezclamos todos los ingredientes bien y vamos amasando. Amasamos hasta que la masa alcance una textura compacta y no tenga grumos.

Con la masa hacemos una bola. Humedecemos un paño con agua para envolver la bola y ponemos la bola en un recipiente. Ponemos la bola de masa en el frigorífico unas cinco horas para que repose y fermente.

Extraemos la masa ya fermentada del frigorífico. Amasamos un poco para quitarle el aire. Cogemos trozos de masa para formar los bollos dándole la forma de bola. Con el huevo batido pincelamos los bollos.

Decoramos el bollo con unas pocas frutas confitadas y las almendras laminadas por encima. Colocamos sobre la bandeja del horno papel de horno o sulfurizado.

Precalentamos el horno con una temperatura de 220º C, y una vez precalentado, cocinamos los bollos con una temperatura de 120 º C y durante 40 minutos. Abrimos el horno sacamos los bollos y dejamos enfriar.

En el momento de servirlos los adornaremos con azúcar glas por encima.

Los bollos de Reyes se pueden degustar tanto fríos como calentitos. Nuestra sugerencia es acompañarlos con una taza de chocolate calentito o bien la bebida que más te guste, café, cortado, té, una infusión.

Receta original de Teresa Ortiz. Fotografía de Juan Carlos Martín.

0/5 (0 votos)
no te pierdas