Receta Postres Pudín de roscón de reyes
Postres

Pudín de roscón de reyes

Deliciosa receta de aprovechamiento, en la que aprovechamos algunos trozos que nos han sobrado del tradicional roscón de reyes para elaborar un exquisito pudín.

Pudin de Roscon de Reyes

El pudin de Roscón de Reyes es una receta de aprovechamiento. Una buena idea para dar salida a lo que nos ha sobrado del roscón de Reyes y también una receta más para nuestro recetario de dulces y postres.

Una receta sencilla de preparar queda muy suave y podemos degustarlo para merendar o como postre.

Ingredientes

  • 150 g de roscón de reyes
  • Frutas confitadas en trocitos (las que trae el roscón o podemos añadirles unas poquitas más)
  • 40 g de pasas sin semillas (remojar en agua unas 2 horas antes)
  • Ralladura de una naranja
  • 500 ml litro de leche
  • 4 huevos medianos
  • 120 g de azúcar
  • Caramelo líquido para caramelizar el molde
  • Una cucharadita de canela molida

Cómo hacer el pudin de Roscón de Reyes

Recordamos, poner 2 horas antes las pasas sin semillas de remojo en agua para que se ablanden. Quitamos las frutas confitadas que adornan el roscón y las cortamos en daditos, hacemos lo mismo sí acaso añadimos un poco más de frutas confitadas.

Ahora cortamos los trozos de roscón y los troceamos. Infusionamos la mitad de leche calentándola junto con la ralladura de la naranja, el azúcar y la canela. Reservamos la otra mitad de la leche.

En el momento que comience a hervir, apagamos el fuego y la vertemos por encima de los trozos de roscón para que se empape bien con la leche.

En un recipiente batimos bien los huevos y los mezclamos con la otra mitad de la leche que teníamos reservada.

Mezclamos el roscón empapado ya en la leche infusionada junto con la mezcla de leche y de huevos batidos, los daditos de fruta confitada y las pasas que habremos escurrido previamente.

Removemos todos estos ingredientes simplemente con una cuchara o con el brazo de la batidora si acaso gusta con textura más molida.

Caramelizamos el molde, poniendo caramelo líquido en el fondo y las paredes del molde. Y si no tienes el caramelo preparado, hacerlo es muy sencillo: tan solo tienes que poner 4 cucharadas soperas de azúcar y 2 cucharaditas de agua en un cazo a calentar.

Luego remover mientras se va haciendo para que no se nos pegue. O, también podemos recurrir al caramelo líquido industrial.

Precalentamos el horno a 180 º C durante 10 minutos, luego cocinamos el pudin a 180 º C al baño María durante 45 minutos. Podemos cocinarlo también sin baño María. Comprobamos si está cocinado pinchando con un palillo.

Si el palillo sale limpio ya estará cocinado. Retiramos el pudin del horno y lo desmoldamos. Dejamos enfriar a temperatura ambiente. Reservaremos luego en la nevera para servirlo frío.

Como cualquier otro sabor de pudin queda muy rico con un poco de miel por encima, nata y acompañado de una taza de chocolate bien caliente.

Receta original de Teresa Ortiz.

5/5 (1 voto)
no te pierdas