Receta Carne Albóndigas en salsa
Carne

Albóndigas en salsa

Un plato tan tradicional como popular, el resultado es aún mejor si añadimos queso parmesano y unas cuantas hojas de albahaca.

Cómo hacer albóndigas en salsa

Para una deliciosa comida entre semana, o incluso una exquisita cena de verano, las albóndigas en salsa, elaboradas con carne de cerdo y salsa de tomate, es una receta tradicionalmente sencilla, además de muy popular.

Esta receta de albóndigas en salsa de la abuela es un plato que suele encantar a los más pequeños de la casa. Y la salsa, además, es lo suficientemente suave incluso para ellos.

Es más, es perfectamente posible modificar la receta de la salsa para albóndigas añadiendo distintas hierbas, como la albahaca. Pero es aconsejable usarlas con moderación.

Ingredientes

  • 450 g de carne de cerdo picada
  • 1 cebolla grande
  • 1 huevo
  • 25 g de pan rallado
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 puñado de perejil finamente picado
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • 2 cucharadas de aceite

Ingredientes para la salsa de tomate casera

  • 8 tomates
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 latas de tomates triturados
  • 1 taza de vino tinto
  • 1 puñado de perejil picado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Queso parmesano rallado (opcional)

Elaboración

En un cuenco grande añadimos todos los ingredientes para elaborar las albóndigas (cerdo, cebolla finamente picada, pan rallada, huevo ligeramente batido, comino, perejil picado, pimienta negra molida y sal), excepto el aceite de oliva. Mezclamos bien, hasta que quede combinado.

Una vez que la mezcla se haya combinado formamos 16 bolitas de tamaño más o menos uniforme. Lo ideal es mantener las manos húmedas con un poco de agua fría. Eso sí, dado que será más fácil a la hora de cocinarlas, es ideal intentar hacerlas lo más uniformes posible.

En una sartén grande calentamos el aceite de oliva. Una vez se haya calentado, freímos las albóndigas hasta que se doren, dándole vueltas con frecuencia para asegurarnos que se doren de forma uniforme.

Retiramos las albóndigas del fuego, tapamos y reservamos a un lado.

Elaboración de la salsa

Ahora es el momento de hacer la salsa. En una sartén grande a fuego alto calentamos la cucharada de aceite de oliva. Añadimos la cebolla finamente picada y cocinamos a fuego lento durante 5 a 7 minutos, teniendo especial cuidado de que no se queme.

Añadimos el ajo finamente picado y cocinamos durante 3 minutos más, hasta que tanto la cebolla como el ajo se vuelvan transparentes.

Agregamos los tomates enlatados, el tomate fresco, el pimentón, el vino tinto, el perejil, la pimienta negra molida y la sal.

Llevamos la salsa a ebullición. Cuando alcance este punto de cocción reducimos a fuego lento y agregamos las albóndigas. Cocinamos durante 20 minutos más. 

Si lo deseas, puedes añadir queso parmesano recién rallado. Servir y ¡disfrutar!

5/5 (2 votos)
no te pierdas