Receta Postres Tarta fría de nata y galletas
Postres

Tarta fría de nata y galletas

¿Te apetece una tarta deliciosa y refrescante? La nata se combina a la perfección con las galletas.

Cómo hacer una tarta fría de galletas y nata

Ahora que nos encontramos en pleno verano, y que el calor aprieta, no hay duda que si te planteas la posibilidad de hacer una receta de postres para disfrutar en estos días en casa, es probable que tu cuerpo te pida que sean recetas frescas.

Un buen ejemplo –y también, por qué no, una buena candidata- son las tartas frías elaboradas a base de galletas, que se conservan en el refrigerador y al momento de comerlas deben estar lo más frescas posible.

Hoy queremos proponerte una exquisita tarta fría de nata y galletas. Esta receta de tarta fría es muy fácil de elaborar y muy apetecible en verano pues se consume helada.

Ingredientes

  • 1 bote de nata de 1 litro (para montar)
  • 1 paquete de galletas María (unas 30 galletas)
  • Media lata de leche condensada

Preparación

Ponemos la nata en la batidora para montarla y una vez que haya cogido el punto añadimos la leche condensada y mezclamos bien.

Cogemos las galletas y las molemos bien.

Cogemos el molde o recipiente en el que vayamos a prepara la tarta y comenzamos poniendo en el fondo una capa de galletas molidas.

La siguiente capa será de nata, y así sucesivamente, alternado capas hasta darle la altura que deseemos.

La última capa sería conveniente que fuera de nata, así podrás adornarla a tú gusto.

Una vez acabada de montar la tarta la ponemos en el congelador hasta la hora de consumirla.

Es una tarta para consumir helada, aunque sí se prefiere se puede consumir fría, dejándola descongelar en el frigorífico.

0/5 (0 votos)
no te pierdas