Receta Postres Tiramisú italiano
Postres

Tiramisú italiano

De sabor potente y ligeramente amargo, el tiramisú es un postre tradicional de Italia, fácil de hacer.

Cómo hacer tiramisú italiano

Ingredientes

  • 2 claras de huevo + 4 yemas de huevo
  • 400 g de queso mascarpone
  • 200 g de bizcochos tipo soletilla o savoiardi
  • 100 g de azúcar
  • 2 tazas de café
  • 2 cucharadas de vino Marsala (dulce)
  • Cacao en polvo

Cómo hacer tiramisú italiano

Comenzamos preparando el café. Para ello, prepara la cafetera como habitualmente lo haces (en esta ocasión te recomendamos utilizar la cafetera italiana tradicional, ya que permitirá que el café esté bien cargado). Una vez elaborado, deja enfriar completamente.

Separa las claras de huevo de las yemas y, escogiendo dos de las claras, móntalas a punto de nieve. ¿Cómo conseguirlo? Muy fácil: ayuda mucho que el cuenco donde las vayas a montar sea de cristal y esté frío. Luego, añade una pizca de sal, y empieza a montarla poco a poco con la ayuda de la batidora eléctrica. Estarán perfectamente montadas cuando, al volcar el cuenco, las claras se mantengan y no se caigan. Resérvalas.

En otro cuenco o recipiente grande pon las 4 yemas de huevo y el azúcar. Bátelo todo muy bien hasta que la mezcla empiece a espumar. Luego añade el queso mascarpone, y continúa batiendo hasta que los ingredientes se integren. Añade ahora las claras montadas a punto de nieve. Es importante ahora empezar a mezclar con la ayuda de una espátula, pero con movimientos envolventes para que las claras continúen bien montadas.

Pon el café en un plato hondo (que servirá para empapar más cómodamente los bizcochos), añade las 2 cucharadas de vino Marsala y, con la ayuda de una cuchara, mézclalo bien.

Ahora es el momento de comenzar a montar nuestro tiramisú. Para ello, pon una primera capa de bizcochos empapándolos en la mezcla de café y vino. Una vez colocada nuestra primera capa de bizcocho cubre con la crema mascarpone.

Repita la operación nuevamente: agrega una nueva capa de bizcochos empapados en la mezcla de vino y café, y vuelve a añadir otra capa de crema mascarpone. Así hasta acabar con los bizcochos y con la crema mascarpone. Es importante terminar con crema mascarpone al final.

Para terminar, espolvorea con abundante cacao en polvo. Si te gusta mucho el cacao puedes optar por añadir cacao en polvo después de cada capa de mascarpone.

Reserva en la nevera, a ser posible durante toda la noche, antes de consumirlo. De esta manera conseguirás que el tiramisú coja cuerpo y su textura sea mejor.

Tiramisú italiano

Algunos consejos útiles a la hora de elaborar el tiramisú italiano

  • A la hora de utilizar los bizcochos debemos fijarnos que éstos sean duros al tacto (por ejemplo, al apretarlos), e intentar no empaparlos demasiado para evitar que los bizcochos se mezclen con la crema.
  • Siempre que no vayamos a consumir más tiramisú se aconseja reservar el resto en la nevera, evitando dejarlo fuera durante mucho tiempo (ya que lleva huevo crudo).
no te pierdas