Receta Postres Torrijas sin leche
Postres

Torrijas sin leche

Te explicamos como elaborar este delicioso postre de Semana Santa, unas deliciosas torrijas sin leche, una receta fácil y rápida de preparar.

Cómo preparar torrijas sin leche

Preparados ya para disfrutar de la Semana Santa y pensando a la vez con qué recetas sorprender a la familia y amigos en estos días.

Y es que así es, la Semana Santa tiene su propia gastronomía tanto en elaboraciones de menús como en repostería,

Gastronomía rica y variada en todos los puntos de España, así como en las Islas Canarias.

Las torrijas no pueden faltar en Semana Santa, es uno de los dulces más representativos de esta época y popular en toda la geografía española.

Esta receta de «torrijas sin leche» forma parte de la tradición y es muy antigua, como ya sabemos las torrijas eran y son una receta de aprovechamiento, en la que se aprovecha el pan sobrante de días anteriores.

Pues bien, en los tiempos en los que la leche faltaba o era escasa, se remojaba el pan en agua infusionada con unos granos de anís (matalahúga) y un poco de bebida de anís.

Podemos decirles que las hemos elaborado y quedan muy ricas.

Les animamos a que las preparen, y esperamos que les guste.

Ingredientes

  • 2 barras de pan del día anterior o pan brioche
  • 2 huevos
  • Agua para hacer la infusión de anís
  • Unos granos de anís
  • Un vasito (chupito) de anís o Marie Brizad
  • Azúcar granulada y canela molida (para rebozar las torrijas)
  • Aceite de girasol (para freír las torrijas)

Elaboración

Cortamos el pan en ruedas algo gruesas.

Ponemos en un calentador agua al fuego con unos granos de anís para preparar la infusión.

Una vez preparada apagamos el fuego, la ponemos en un bol y añadimos el vasito de anís o Marie Brizad.

Ponemos el aceite a calentar para freír las torrijas.

Batimos los huevos.

Vamos remojando las rebanadas de pan una a una en el agua de anís, y seguidamente la pasamos por el huevo batido y vamos friendo las torrijas.

Freímos bien por ambos lados dejándolas con un bonito color dorado.

Vamos depositándolas sobre un plato que previamente le hemos puesto una servilleta para escurrir el excedente de aceite.

A continuación, en un plato mezclamos el azúcar y la canela molida.

Esparcimos esta mezcla por encima de las torrijas por ambos lados.

También si se prefiere, en lugar de esparcir la mezcla podemos hacerlo a modo de rebozo. Esta es una forma tradicional de acompañar las torrijas también con miel.

Y ya para los más golosos con un poco de nata y sirope de chocolate caliente por encima.

¡Buen provecho y feliz Semana Santa!

5/5 (1 voto)

Te recomendamos