Receta Guisos Guiso de calabacín y patatas
Guisos

Guiso de calabacín y patatas

No te puedes perder este guiso de calabacín y patatas, un plato delicioso y sobretodo ideal para los almuerzos con el que seguro que triunfarás.

Prueba a hacer esta sencilla y rica receta, sencilla de preparar, ideal como primer plato o plato único, acompañada de un buen pan para remojar en la rica salsa que acompaña y da sabor a este guiso.

Un guiso de calabacín y patatas que hace tiempo forma parte de nuestras recetas favoritas y que esperamos que les guste.

Ingredientes

  • 750 g de calabacín
  • 750 g de patatas
  • Una cebolla troceadita
  • 5 dientes de ajo sin piel y picaditos
  • 200 g de pimiento verde troceadito
  • 500 g de tomates (escaldados, sin piel y sin semillas)
  • Albahaca fresca o seca
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • 100 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen (para dorar el calabacín y las patatas)
  • Agua
  • Sal

Elaboración

Lavamos los calabacines y los cortamos a lo largo en tajadas de un cm de grosor aproximadamente.

Quitamos la piel a las patatas, las lavamos y hacemos lo mismo que con los calabacines.

Ponemos un poco de sal a los calabacines y las patatas antes de dorarlas.

En una sartén ponemos aceite de oliva a calentar, para ir dorando los calabacines por ambos lados.

Hacemos lo mismo con las patatas, solo doramos un poco sin llegar a freír.

Reservamos todo en una bandeja para ir haciendo el sofrito.

En un caldero ponemos un poco de aceite de oliva a calentar.

Echamos la cebolla troceadita y la pochamos un poco, luego añadimos el tomate, el pimiento troceadito, cocinamos hasta que el tomate esté en su punto, agregamos los dientes de ajo picaditos y cocinamos con fuego bajo hasta que el sofrito esté cocinado.

Esparcimos la albahaca por encima, una pizca de pimienta negra molida y removemos para integrar los sabores.

Añadimos el vino blanco, damos un hervor.

Ponemos las patatas y los calabacinos dentro del caldero con el sofrito.

Un poco de agua para ajustar sí fuera necesario.

Probamos de sal y cocinamos con fuego moderado hasta que las patatas estén tiernas.

Apagamos el fuego, dejamos templar y servimos en platos individuales.

Foto: Juan Carlos Martín

4/5 (2 Reviews)
no te pierdas

Te recomendamos