Receta Pasta Lasaña de berenjenas, calabacín y boloñesa
Pasta

Lasaña de berenjenas, calabacín y boloñesa

De forma redondeada, esta curiosa lasaña vegetal de berenjenas, calabacín y deliciosa salsa boloñesa gustará a grandes y pequeños.

Cómo hacer Lasaña de berenjenas, calabacín y boloñesa

La lasaña de berenjenas, calabacín y boloñesa es una exquisita lasaña vegetal, pero diferente a una lasaña tradicional, aunque no guarda la misma forma.

Es una receta sencilla de elaborar y que queda muy rica. Se prepara en un molde circular desmontable y pequeño, de unos 18 o 20 cm. Esto le da una forma muy curiosa y atractiva a esta deliciosa lasaña vegetal, sobre todo la forma en que se monta la lasaña.

Una vez desmoldada parece una tarta o pastel queda muy bonita, además de rica.

Ingredientes

  • 150 g de harina de fuerza
  • 150 g de harina de repostería
  • 3 huevos
  • 1 cebolla
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • Medio litro de leche
  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de queso scamorza ahumado y rallado
  • 400 g de carne picada
  • Medio litro de salsa de tomate
  • Pimienta negra molida
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen

Preparación

Comenzamos amasando la harina junto con los huevos, amasamos durante unos 12 minutos y formamos una bola con la masa. Ponemos un poco de aceite a la bola de masa y la cubrimos con un filme de plástico. Dejamos reposar la masa uno 30 minutos a temperatura ambiente.

Estiramos la pasta hasta que nos quede bien fina. Cortamos círculos de masa en forma circular del tamaño del diámetro del molde que vamos a utilizar. Dejamos secar la pasta una o dos horas antes de utilizarla.

Cortamos la berenjena y el calabacín en láminas muy finas con una mandolina. Ponemos en un calentador agua a hervir y metemos las láminas de pasta una a una en el agua hirviendo tan solo unos segundos y seguidamente remojar un poco en agua fría.

Hacemos la misma operación con las berenjenas y el calabacín. Ahora vamos a preparar una bechamel con la mantequilla, la harina y la leche:

Comenzamos dorando la harina en la mantequilla, añadimos la leche y batimos con unas varillas mientras se está cocinando, hervimos durante unos 2 minutos. Ahora añadimos el queso rallado hasta que se funda sin dejar de remover, apagamos y dejamos enfriar.

Preparamos una salsa dejando caramelizar la cebolla picada bien fina en aceite de oliva.

Añadimos la carne picada y salpimentada y cuando esté frita se desgrasa y le añadimos la salsa de tomate y removemos para mezclar.

Dejamos al fuego hasta que tenga una consistencia espesa y que se enfríe.

Utilizamos un molde desmontable para preparar la lasaña. Colocamos un círculo de papel de hornear en el fondo del molde. Cubrimos el fondo del molde con láminas de calabacín y los laterales con láminas de berenjena. Encima le ponemos después una capa de bechamel.

Ahora ponemos encima una lámina de pasta y volvemos a cubrir con bechamel. Después ponemos otra lámina de pasta y la cubrimos con una capa de la salsa boloñesa. Colocamos nuevamente otra lámina y otra capa de salsa boloñesa.

Rematamos cubriendo todo con láminas de berenjena. Lo ponemos en el horno durante unos 20 minutos a 180 grados. Dejamos enfriar y desmoldamos.

Cubrimos con un poquito de aceite de oliva por encima y adornamos con unos cogollos de albahaca fresca para presentar.

¡Esperamos que te guste!

Receta original de Teresa Ortiz.

5/5 (1 voto)
no te pierdas