Receta Postres Rosquillas fritas
Postres

Rosquillas fritas

Crujientes y muy dulces, estas rosquillas fritas son un postre ideal para la sobremesa de Semana Santa.

Cómo hacer Rosquillas fritas

Estos pequeños dulces son todo un manjar las rosquillas fritas son dulces que tradicionalmente se elaboraban en Semana Santa por toda la geografía española.

Aunque la tradición es prepararlas para degustarlas estos días de Semana Santa se elaboran también en cualquier momento del año que nos apetezca comerlas.

Acompañadas de un chocolate calentito, un café, té o cualquier otra bebida que prefieras son ideales para saborear una deliciosa merienda.

Ingredientes

  • Un kilo de harina de trigo
  • Un sobre de levadura en polvo
  • 3 huevos
  • 200 g de azúcar
  • Un vaso de aceite de girasol
  • Un vaso de leche
  • Una tacita de licor de anís o Marie Brizad
  • Un puñado de anís en grano (matalahúva)
  • La piel rallada de un limón
  • Azúcar glas (adornar rosquillas)

Elaboración 

Batimos bien los huevos, añadimos el azúcar, la leche, el aceite, la piel rallada del limón, el anís en grano, la tacita de licor y mezclamos todo bien. Tamizamos la harina junto con la levadura y la añadimos a la mezcla anterior.

Amasamos toda la mezcla bien con la ayuda de las manos durante 5 minutos hasta que la masa coja consistencia. Dejamos reposar la masa tapada con un paño o film durante 15 minutos. Vamos cogiendo trozos de masa que formaremos como churros y luego cortamos pedacitos para formar las rosquillas.

Preparamos una sartén con abundante aceite y la calentamos bien para ir friendo las rosquillas. Doramos las rosquillas por ambos lados y las vamos depositando sobre un plato cubierto con papel absorbente. Cuando estén frías le ponemos azúcar glas por encima y listas para degustarlas ¡buen provecho!

Receta original de Teresa Ortiz Suarez.

5/5 (1 voto)